Mons. Sebastian Francis Shaw, arzobispo de Lahore: “Los cristianos de Pakistán son campeones de la misericordia”

Mons. Sebastian Francis Shaw, arzobispo de Lahore: “Los cristianos de Pakistán son campeones de la misericordia”

“Feliz Navidad para todos los benefactores de Ayuda a la Iglesia Necesitada y gracias por vuestra ayuda”

Mons. Sebastian Francis Shaw, es el Arzobispo de Lahore, la diócesis más grande de Pakistán. Josué Villalón de ACN (Aid to the Church in Need) habla con este

franciscano de la Orden de Hermanos Menores que está al frente de más de 450.000 fieles católicos en la capital del Punjab pakistaní. 2016 ha sido un año oscuro para los cristianos pakistaníes pues han sufrido uno de los peores ataques yihadistas el pasado Domingo de Resurrección, cuando un terrorista se inmoló en el céntrico Parque de Gulsan Iqbal de Lahore dejando 78 muertos y más de 300 heridos. Pero también ha sido un año de esperanza. El Año de la Misericordia impulsado por el Papa Francisco se ha vivido con intensidad en Pakistán.

ACN: ¿Cómo es la situación actual en Lahore?

Mons. Sebastian Shaw: La situación parece ser mejor. La seguridad en nuestras celebraciones a mejorado. La gente está contenta y animada. Para las Navidades la gente se ha preparado espiritualmente y están muy contentos de poder celebrar estas fiestas. Pero al mismo tiempo la gente tiene un poco de miedo porque como pasó en la Pascua pasada, sabemos que durante la época de la Navidad podríamos ser atacados.

A pesar del miedo a posibles ataques, ¿cómo celebran la Navidad en Pakistán?

La gente en realidad tiene buen ánimo para celebrar la Navidad. Sus casas están decoradas con estrellas y desde el 16 de diciembre comienzan la Novena de Navidad. Y también hacemos compras, como todo el mundo.

¿Cuál es el significado de las estrellas que ponen los cristianos en Pakistán por Navidad?

En Pakistán los cristianos ponen estrellas en sus casas, en la calle, en las iglesias, en los colegios, para mostrar que Jesucristo es la luz que ha venido al mundo, con esa luz nosotros los cristianos esperamos que la oscuridad desaparezca. La oscuridad es la guerra, la discriminación. Nosotros necesitamos que Cristo nos ilumine para que se acabe la oscuridad. Ponemos estrellas para mostrar nuestra fe en Cristo.

¿Cuál es la importancia de los cristianos en Pakistán para la Iglesia y para el resto del mundo?

Pakistán es un país predominantemente islámico, la población es de unos 190 millones de personas y los cristianos son solo el 2%. Somos una minoría muy pequeña pero al mismo tiempo somos una Iglesia muy viva. La mayor parte de los cristianos son muy pobres, pero somos muy ricos en la fe. Tienen un interés especial por la Palabra de Dios, hay laicos comprometidos con la catequesis, que ayudan a los jóvenes y a los matrimonios a vivir la fe con entusiasmo. Por ejemplo, este Año de la Misericordia ha sido muy especial. Los cristianos de Pakistán son campeones de la misericordia. Recuerdo que un día después de celebrar una Eucaristía se me acercó un matrimonio para que les diese la bendición. Me contaron que les había ayudado mucho mi homilía sobre la Misericordia y el perdón, que ellos habían perdido a un hijo en el ataque al parque de Gulsan Iqbal el Domingo de Resurrección y que perdonaban al suicida que se inmoló en aquel atentado.

¿Cómo valora este año 2016 que está a punto de terminar?

Hemos tenido momentos muy difíciles, como el ataque terrorista de Gulsan Iqbal, pero la gente se está reponiendo. El Año de la Misericordia ha sido una gran bendición para toda la Iglesia y en especial para la Iglesia de Pakistán. Hemos celebrado muchos encuentros de diálogo entre religiones. Damos las gracias al Papa por este Año de la Misericordia, por las oraciones y la ayuda de tantas personas, que nos han recordado que en Pakistán no estamos solos.

¿Cómo son las relaciones con otros grupos religiosos?

Este es el momento para promover más diálogo entre religiones, especialmente con el Islam, que está creciendo mucho, también en Europa. Estoy muy orgulloso de las buenas relaciones con los líderes de otras religiones. Celebramos juntos las fiestas, ellos celebran la Navidad con nosotros y nosotros también celebramos el fin del Ramadán. Pero para que haya un diálogo verdadero es importante que nuestros jóvenes conozcan bien la Palabra de Dios. También es importante la unidad entre los cristianos. Es importante enseñar la Biblia a la gente joven, no que la conozcan sólo de memoria, sino ponerla en práctica con el amor al prójimo.

¿Cuáles son las principales necesidades de la Iglesia en Pakistán?

La educación es importante para nosotros. Especialmente queremos potenciar que los jóvenes cristianos puedan ir la universidad. Aunque es muy difícil porque requiere mucho dinero y las familias cristianas son muy pobres. También necesitamos reconstruir las iglesias y los lugares de misión. Necesitamos renovar el seminario. Tenemos muchas vocaciones y hay que ampliarlo. Ahora tenemos 34 jóvenes en el seminario menor, 12 estudiando Filosofía y 10 en Teología.

¿Cómo valora la ayuda de ACN a la Iglesia en Pakistán?

Estamos muy contentos y agradecidos a ACN. Nos estáis ayudando a levantar la Iglesia, no solo para construir el edificio, sino también el cuerpo de la Iglesia, dando esperanza y fe especialmente preparando a los catequistas y a través de material catequético como las Biblias en idioma urdu. Pido a Cristo que ha venido al mundo que bendiga a todas las familias. Rezo y deseo que tengan prosperidad y paz.