He hecho de nuestra Obra una escuela de caridad, en la que hemos aprendido juntos a ayudar a los pobres y a hacernos mejores nosotros mismos; hombres mejores que hacen auténtico su amor a Dios al preocuparse por sus prójimos.

- -